shutterstock 2008204703 scaled

La vitamina C es una de las vitaminas más utilizadas y reconocidas que existen y, sin embargo, mucha gente no sabe qué es, qué hace o cómo lo hace. Hemos elaborado esta sencilla guía en colaboración con Vitamin C for Covid para ayudarte a entender qué es la vitamina C y cómo puede reforzar tu sistema inmunitario. Incluso puede utilizarse como herramienta para prevenir y combatir una infección de SARS-CoV-2.

¿Qué es la vitamina C?

También conocida como ácido ascórbico, la vitamina C es un nutriente esencial. Es un refuerzo vital del sistema inmunológico, es necesario para el crecimiento y la reparación de los tejidos del cuerpo y es una parte integral del proceso de curación del cuerpo. Nuestro cuerpo utiliza la vitamina C para fabricar vasos sanguíneos, cartílagos, músculos y colágeno. También aumenta la producción y la función de las células inmunitarias críticas: células B, células T y macrófagos, entre otras muchas cosas.

A pesar de su importancia, el cuerpo humano es incapaz de producir vitamina C. Depende de nosotros incluir una cantidad adecuada de vitamina C en nuestra dieta y mediante suplementos.

¿Cuál es la mejor manera de obtener vitamina C?

Dado que nuestro cuerpo no produce vitamina C, tenemos que asegurarnos de consumir la suficiente. Y aunque una dieta rica en vitamina C ayudará a prevenir el escorbuto (deficiencia de vitamina C), no será suficiente para ayudar a prevenir y disminuir la duración y gravedad de un resfriado.

Por ejemplo, una naranja. Una naranja contiene aproximadamente 50 mg de vitamina C. Mientras que unas pocas naranjas pueden acercarse a la cantidad dietética recomendada de unos 100 mg, tendrá que comer 10 al día para llegar a un nivel que se cree que consigue resultados positivos para la salud.

La mejor manera de obtener la vitamina C que se necesita es tanto llevar una dieta saludable rica en vitamina C como tomar suplementos.

Alimentos ricos en vitamina C (mg por 100g de alimento):

  • Brócoli (110 mg)
  • Pimientos (100 mg)
  • Berro (60 mg)
  • Col (60 mg)
  • Coliflor (60 mg)
  • Fresas (60 mg)
  • Kiwi (55 mg)
  • Limones (50mg)
  • Naranjas (50 mg)

Vitamina C y Covid-19

shutterstock 1936006348

Para el apoyo inmunológico y la prevención de Covid-19

Recomendamos tomar entre 500 mg y 1 g de vitamina C dos veces al día, incorporando a la dieta los alimentos mencionados anteriormente, así como con suplementos.

Al primer signo de enfermedad

A la primera señal de los síntomas, se recomienda tomar de 2 a 5g de vitamina C y luego de 500 a 1.000mg por hora (según lo tolere su intestino) hasta que los síntomas desaparezcan.
Los ensayos clínicos han demostrado que una dosis alta y una duración prolongada producen una reducción tanto de la duración como de la gravedad de los síntomas. Con la toma de al menos 6g de vitamina C el primer día, los estudios muestran una reducción del 20-85% del tiempo de infección.

Si está hospitalizado

El WCH recomienda discutir el uso de altas dosis de vitamina C oral con su médico. Consulte la sección Vitamina C para Covid para obtener orientación específica.

Para Long Covid

Aunque no se han realizado estudios para determinar la dosis más eficaz de vitamina C para ayudar a los enfermos de Covid Largo, existen razones para utilizarla. La vitamina C es necesaria para la producción de colágeno y el colágeno es efectivamente el pegamento que mantiene unidas nuestras células y membranas. Esto incluye los pulmones, el sistema digestivo y los tejidos conectivos, como los ligamentos, los tendones, los músculos y las articulaciones, cosas que a menudo se ven afectadas por el Covid Largo.

¿Es segura la vitamina C?

El Consejo de Alimentación y Nutrición del Instituto de Medicina de EE.UU. ha declarado que el rango de seguridad para la suplementación diaria de vitamina C es de hasta 2.000 mg al día.

Aunque no existen interacciones significativas entre los medicamentos y la vitamina C, ésta puede reducir la eficacia de algunos de ellos. La lista completa se puede encontrar aquí. Consulte a su médico antes de empezar a tomar una dosis alta de vitamina C si está tomando medicamentos de esta lista.

Algunas personas notan malestar estomacal después de tomar vitamina C. Esto puede deberse a los niveles de ácido estomacal. Si esto ocurre, intente tomar su vitamina C justo antes de una comida que contenga proteínas y/o con zumo de cítricos.

La vitamina C puede causar intestinos flojos, molestias leves y flatulencia. Ajuste la dosis si el intestino flojo es molesto. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria afirma que el nivel más bajo de efectos adversos observables es de 3-4g al día.

Las afirmaciones de que la vitamina C puede provocar cálculos renales son infundadas. Los investigadores del Laboratorio de Investigación de Cálculos Renales de la Universidad de Ciudad del Cabo concluyeron que la ingesta de grandes dosis de vitamina C no aumenta el riesgo de formación de cálculos renales.

¿Funciona realmente?

Un estudio de 2013 descubrió que, si bien las dosis de vitamina C superiores a 200 mg al día no reducían el número de resfriados, sí disminuían tanto la gravedad como la duración de los mismos. En 2017, uno de los autores del estudio retomó el tema y descubrió que la dosis era significativa: cuanto más vitamina C se tomaba el primer día, mejor era el resultado. También se llegó a la conclusión, revisando estudios anteriores, de que uno de cada seis niños que tomaba vitamina C no se resfriaba.

Para más información , visite Vitamina C para Covid.

Vitamina C para Covid-19
Haz clic con el botón derecho del ratón o mantén pulsado para guardar esta imagen compartible.