Share this

El Consejo Mundial de la Salud (CMS) celebra con el pueblo de la India la victoria del lunes en la lucha contra los mandatos de vacunación. Citando «la integridad corporal y la autonomía personal», el Tribunal Supremo de la India ha dictaminado que no se puede obligar legalmente a las personas a recibir las vacunas Covid-19.

Los jueces B. R. Gavai y L. Nageswara Rao también pidieron que los datos sobre los efectos adversos relacionados con las inyecciones de Covid-19 sean «accesibles al público».

El juez Rao explicó:

«Con respecto a la violación de la integridad corporal y la autonomía personal de un individuo considerada a la luz de las vacunas y otras medidas de salud pública introducidas para hacer frente a la pandemia de Covid-19, opinamos que la integridad corporal está protegida por el artículo 21 de la Constitución y que no se puede obligar a ningún individuo a vacunarse. Además, la autonomía personal de un individuo, que es una faceta reconocida de las protecciones garantizadas por el artículo 21, abarca el derecho a negarse a someterse a cualquier tratamiento médico en el ámbito de la salud individual.»

El tribunal también dijo que no se les había mostrado «ningún dato» para refutar la «opinión científica emergente que parece indicar que el riesgo de transmisión del virus por parte de personas no vacunadas está casi a la par con el de las personas vacunadas.»

Aunque el gobierno de India tiene la capacidad de imponer restricciones a los derechos, éstas deben cumplir los tres requisitos: legalidad, necesidad legítima y proporcionalidad. Los recientes mandatos no han superado esta prueba.

Además, según el tribunal, «las personas que desean no ser vacunadas por sus creencias o preferencias personales, pueden evitar la vacunación, sin que nadie les obligue físicamente a vacunarse.»

El lunes, Yohan Tengra se unió a la Reunión de la Asamblea General del Consejo Mundial de la Salud nº 39, durante la cual compartió noticias sobre los últimos acontecimientos, así como su participación directa en la victoria a través de su trabajo con el Movimiento Despierta India.

El Consejo Mundial de la Salud sostiene que es ilegal e ilícito que cualquier persona participe, directa o indirectamente, en este dañino programa de vacunación experimental.

Publicaciones Similares