Share this

El Consejo Mundial de la Salud señala que se están utilizando especulaciones no científicas sobre los recientes casos de viruela del mono por parte de la OMS para justificar nuevas violaciones de los derechos humanos junto con el despliegue de nuevas vacunas experimentales contra la viruela.

Acompáñenos en la sala de prensa del WCH este lunes 30 de mayo de 2022 para conocer esta historia emergente. Suscríbase para recibir actualizaciones.

Las imágenes de personas infectadas con viruela del mono que utilizan los medios de comunicación mundiales, la mayoría de las cuales proceden de antiguos CDC y Getty Images, no son representativas de los actuales casos internacionales de viruela del mono. Nunca se ha informado de ningún caso de muerte en África y los peligros de los que informan los medios de comunicación son exagerados.

El Consejo Mundial de la Salud señala que Estados Unidos y el Reino Unido han hecho acopio de vacunas contra la viruela, y el estado de Quebec, en Canadá, ya está planeando vacunar a la población con una vacuna contra la viruela para contener la supuesta propagación de la viruela del mono.

No existe ninguna base científica racional para vacunar contra la viruela para prevenir la viruela del mono y, entre las personas ya multivacunadas con vacunas experimentales contra el covid-19, esta estrategia tiene el potencial de causar un gran daño. Cada vez aparecen más pruebas de que el sistema inmunitario de las personas vacunadas contra el covirus se ha visto afectado. Haciendo que sean más susceptibles al daño potencial de una vacuna viva. Las intervenciones clásicas de salud pública (como el aislamiento y la cuarentena) han demostrado en el pasado que son medidas eficaces.

Además, las pruebas de PCR tienen serias limitaciones como método de diagnóstico de la enfermedad y no deben utilizarse para diagnosticar la viruela del mono, que es un diagnóstico clínico. Hay muchas otras afecciones que se ajustan a la definición actual de la OMS de un caso sospechoso de viruela del mono, como el Covid-19, el resfriado común y el herpes zóster, y las pruebas de PCR darán muchos falsos positivos.

La mayor amenaza para la salud mundial es el esfuerzo continuo de la OMS y sus socios privados por vacunar a todos los hombres, mujeres y niños con nuevas vacunas e inyecciones experimentales que no han sido probadas adecuadamente.

El Consejo Mundial de la Salud está a favor de una orientación sanitaria transparente y libre de asociaciones políticas y privadas; valoramos y potenciamos la elección individual, la autonomía corporal y la soberanía personal.

Publicaciones Similares